México: Asesinan a familia de marino que enfrentó a narco

Hombres armados asesinaron a la madre, dos hermanos y una tía del infante de marina que falleció la semana pasada tras la operación en la que fue abatido el barón de las drogas Arturo Beltrán Leyva, en lo que parece un intento de intimidar a las fuerzas armadas que combaten a los carteles.

El ataque con armas de grueso calibre contra los familiares del tercer maestre de las fuerzas especiales Melquisedet Angulo Córdova ocurrió en los primeros minutos del martes en su vivienda, localizada sobre una carretera federal en la municipalidad de Paraíso, en el estado sureño de Tabasco, a más de 600 kilómetros al este de la ciudad de México, informó la Procuraduría estatal.

Pistoleros llegaron hasta la casa donde dormía la familia Angulo, rompieron la puerta para entrar y dispararon contra los moradores, apenas unas horas después de que el cuerpo del infante fuera sepultado en Tabasco.

El procurador del estado, Rafael González, describió a la prensa lo ocurrido: la madre del marino, Irma Córdova Pérez de 55 años recibió un disparo; su hermana Yolidabey de 22, siete tiros; su hermano Benito, un impacto de bala; y su tía Josefa Angulo Flores de 46 años, 10 disparos.

Otra hermana, Miraldeyi de 24 años, resultó herida y su estado de salud fue reportado como muy grave.

En la casa fueron localizados al menos 25 casquillos de fusil AR-15 y uno de AK-47.

El secretario de Gobernación Fernando Gómez Mont anunció que la Procuraduría General de la República investigará los asesinatos y aseguró que “este crimen no habrá de quedar impune: llegaremos hasta el fondo de los hechos”.

El funcionario señaló que el gobierno “siempre ha respetado la integridad de los delincuentes” que ha sometido, incluido Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo”, un hermano de Arturo detenido a principios de 2008.

El presidente Felipe Calderón calificó el ataque como “un acto cobarde y deleznable”.

“No habremos de amedrentarnos por criminales sin escrúpulos como quienes cometen tal clase de barbarie. Quienes así actúan merecen el repudio unánime de la sociedad y merecen pagar por sus crímenes”, señaló el mandatario en un acto público en el Estado de México, vecino a la capital.

Gómez Mont dijo que el atentado contra la familia del infante “refleja el grado de violencia irracional con el que operan las bandas del crimen organizado”.

El atentado contra los familiares ocurrió cinco días después de la operación contra el líder del Cartel de los hermanos Beltrán Leyva, alias “El Barbas” o el “Jefe de jefes”, y también a unas horas de que la Secretaría de Marina rindiera un homenaje al infante y anunciara una pensión vitalicia para su madre.

“Es claro que es una venganza”, dijo a la AP Jorge Chabat, experto en narcotráfico y seguridad nacional del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

“El mensaje es muy claro: es intimidar no al gobierno sino a las personas de carne y hueso, intimidarlos para que aquellos que están en las fuerzas armadas no sólo teman por su vida, sino por la de sus familiares”, añadió el analista.

Tras la muerte del capo, el gobierno advirtió que podría darse una escalada de violencia dentro del cartel de los Beltrán Leyva y de otras organizaciones rivales.

Las fuerzas armadas han sido vitales para la ofensiva contra los carteles de las drogas que Calderón lanzó en diciembre de 2006.

Más de 45.000 militares y agentes federales han sido desplegados en varias zonas del país para enfrentar al narcotráfico que ha logrado penetrar institucionales municipales, estatales e incluso federales.

Angulo Córdova fue el único infante de marina que falleció en el enfrentamiento el 16 de diciembre con Beltrán Leyva, quien desde un departamento en la ciudad de Cuernavaca intentó evitar ser detenido con disparos y granadas. Otros dos marinos resultaron heridos.

En la operación participaron alrededor de 60 infantes de marina. Beltrán Leyva y seis de sus sicarios fueron abatidos.en uno de los mayores golpes dados al narcotráfico por el gobierno de Calderón.

Al infante le sobreviven dos hijos de casi año y medio y 3 años, a quienes la Armada les ofreció becas escolares.

La violencia del narcotráfico y el crimen organizado ha dejado en los últimos tres años más de 15.000 personas asesinadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: