Rusia y EEUU planean reducción nuclear sin precedentes

Rusia y Estados Unidos planean reducciones sin precedentes a sus arsenales de armas nucleares de la Guerra Fría bajo un nuevo acuerdo de reducción de armas, anunció el martes el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov.

Las dos mayores potencias mundiales han tratado de encontrar un reemplazo para el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas de 1991 (START I, por su sigla en inglés), que llevó a la mayor reducción de armas nucleares de la historia, pero hasta ahora ha fallado en lograr un acuerdo.

“El tratado estipulará una reducción radical y sin precedentes en armas ofensivas estratégicas”, citó a Lavrov la agencia estatal de noticias RIA.

Reducir los arsenales de armas nucleares acumuladas durante la Guerra Fría es la pieza central de los esfuerzos del presidente estadounidense, Barack Obama, para “reiniciar” las relaciones con Rusia, a quien Estados Unidos presiona para que ofrezca más ayuda respecto a Afganistán e Irán.

Rusia y Estados Unidos no lograron acordar un sucesor para el START I antes del 5 de diciembre, cuando el tratado debía expirar, y extendieron el pacto previo mientras se busca un nuevo acuerdo.

Obama y el mandatario ruso, Dmitry Medvedev, no alcanzaron un acuerdo cuando se reunieron en el marco de la conferencia climática de Naciones Unidas en Copenhague la semana pasada. No se dieron razones al respecto, aunque dijeron estar cerca de un pacto.

Bajo un entendimiento preliminar acordado por los dos presidentes en julio, el nuevo tratado reducirá las ojivas nucleares desplegadas operacionalmente en al menos 1.500 y 1.675, una reducción cercana a un tercio de los niveles actuales.

Lavrov, cuyo Ministerio lidera las conversaciones con el Departamento de Estado estadounidense, comentó que las negociaciones en Ginebra resolverían temas pendientes, después de las festividades de Navidad y Año Nuevo.

“Las delegaciones resolverán las dudas pendientes luego del receso de Año Nuevo”, citó RIA a Lavrov durante una visita en la capital uzbeca, Taskent.

En Washington, el Departamento de Estado estadounidense señaló que ambas partes hicieron “grandes progresos” durante los últimos dos meses, pero que la complejidad de los temas indicaban que las negociaciones no podían ser apresuradas.

“Seguimos confiados de que, dada la buena fe y los actuales esfuerzos en ambos lados, esto será hecho”, dijo el portavoz del Departamento de Estado P.J. Crowley.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: