La industria de la droga en el mundo

Desde hace más de cuatro décadas, el mercado de la droga se mantiene como el más rentable de los negocios ilícitos en el mundo, y ni las campanas antinarcóticos de Estados Unidos han conseguido neutralizar la oferta ni reducir la demanda.

Desde el mandato del presidente Richard Nixon, en los años 70, los estadounidenses han instrumentado campanas antidrogas en América del Sur y El Caribe y lo único que han logrado es cambiar las rutas de trasiego de los traficantes, provocando reacomodos en el mapa geoestratégico de los grandes cárteles de la droga en el continente, hoy dominado por las bandas mexicanas.

Entre las drogas más rentables que han acaparado el mercado ilícito se encuentra la cocaína, cuyo trasiego aumenta su plusvalía y desde hace años no sólo se consume en los barrios pobres de las ciudades del mundo —como es el caso de la mariguana o la heroína—, sino que es consumida en clubes exclusivos como sinónimo de estatus.

El gobierno de EU, cuyo pueblo consume más de 700 toneladas de coca al año, gasta miles de millones de dólares en neutralizar las acciones de los cárteles de la droga. Se calcula en un billón de dólares el gasto oficial anual en campanas antinarcóticos.

El resultado de estas campañas antidrogas ha sido la creación de instituciones para combatir a los cárteles, como la DEA, y políticas represivas que sólo han logrado cambiar el rostro de los caudillos de la droga en América Latina.

En los primeros años de la década de los 90, la DEA presionó fuerte en las rutas del Caribe y desmembró a los cárteles colombianos liderados, entre otros, por Pablo Escobar, lo que dio como resultado la atomización del fenómeno de los cárteles, llegando a contarse hasta 200 en suelo colombiano, los restos de las bandas de Cali y Medellín.

Este hecho fortaleció a los traficantes mexicanos, que asumieron el control del trasiego de América del Sur a EU. A principios de los 90, sólo 50% de la cocaína que ingresaba a EU lo hacía por las fronteras mexicanas, y desde hace cinco años a la fecha la cifra aumentó a 90%.

Las reglas del juego cambiaron en los 90 y el negocio de la coca lo dominan hoy los cárteles mexicanos. Dictan los precios del producto y establecen condiciones de traslado y entrega de la mercancía. Emplean a medio millón de personas y obtienen ganancias por más de 25 mil millones de dólares.

La DEA ha estimado el valor del mercado de la cocaína y calcula que el kilo de droga en Colombia vale mil 200 dólares. Ese mismo kilo en México cuesta arriba de 8 mil 200 dólares, mientras que en EU va de los 15 mil a los 25 mil dólares.

Existe un antes y un después de la frontera mexicana en la plusvalía de la cocaína colombiana y boliviana, y el ejemplo más claro de las ganancias que genera este mercado de drogas es que el mismo kilo de cocaína en Nueva York alcanza al menudeo alrededor de los 80 mil dólares.

En los últimos años, el negocio de la cocaína a través de la frontera mexicana prendió focos rojos en EU, pues el negocio aumenta sus ganancias y expande su mercado, con la consecuente violencia.

Pero la guerra contra las drogas, tomando en cuenta el contexto del poderoso mercado en el que se desenvuelven los principales actores, está destinada al fracaso. No hay luz en el horizonte de una guerra que sólo establece como principal regla la eventual purga de los caudillos del trasiego de droga en América Latina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: