Mueren 25 guerrilleros de las FARC por bombardeo del Ejército colombiano

La cifra de miembros de las FARC muertos en un bombardeo lanzado el viernes por la Fuerza Aérea y el Ejército colombianos contra dos campamentos rebeldes y en los combates posteriores subió a 25, incluidos tres importantes jefes de uno de los frentes de esa guerrilla, informaron hoy altos mandos militares.

Los comandantes de las Fuerzas Militares, el general Freddy Padilla de León y de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, el general Javier Flóerz, precisaron a los periodistas que en el ataque, llevado a cabo en la madrugada del viernes, murieron Miller Ospina Correa, alias “El Abuelo”, Eliseo Caicedo Garzón, alias “El Pitufo”, y el conocido con el apodo de “El Negro Alberto”.

Los tres eran los jefes del frente 43 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y hombres de confianza de Jorge Briceño Suárez, alias “Mono Jojoy”, el jefe militar de esa guerrilla.

“El Pitufo” y el “El Abuelo” llevaban en el grupo rebelde 18 años y los hombres que dirigían pertenecían al cinturón de seguridad de “Mono Jojoy”.

Los dos generales dijeron que la cifra de bajas entre el grupo insurgente ascendió hoy a 25 tras ser encontrados más cuerpos en la zona de los bombardeos.

La operación continúa en una vasta región limítrofe entre los departamentos del Meta y Guaviare.

El bombardeo fue lanzado tras labores de información en la madrugada del primer día de 2010 contra dos bases de las FARC que tenían capacidad para albergar a unos 200 hombres.

En la misma operación, en una zona rural del municipio de Vista Hermosa, en el Meta (centro-este), fueron capturados otros trece guerrilleros, de los que ocho se entregaron y cinco más resultaron heridos.

Los rebeldes lesionados fueron trasladados a hospitales de Villavicencio, capital del Meta, donde son atendidos.

Además, en el lugar de las operaciones “las autoridades hallaron 25 fusiles, abundante material de guerra, explosivos e información de interés para la inteligencia militar”, según un reporte del Ministerio de Defensa.

La Fuerza de Tarea Conjunta Omega lleva a cabo desde hace meses una intensa persecución a los guerrilleros del llamado “Bloque Oriental” de las FARC, al que ha causado al menos medio centenar de bajas en otros bombardeos y combates, según el Gobierno.

En las dos últimas semanas, además, intenta ubicar a los responsables de la muerte del gobernador del departamento del Caquetá, Luis Francisco Cuéllar, secuestrado y asesinado el pasado 22 de diciembre en Florencia, capital de ese territorio sureño.

El ministro de Defensa, Gabriel Silva, señaló el viernes que los soldados colombianos “mantienen su compromiso de enfrentar el narcoterrorismo en las selvas del país”.

Añadió que “este golpe de Año Nuevo a las FARC demuestra que la política de ‘seguridad democrática’ (que constituye el eje de la administración del presidente Álvaro Uribe) sigue adelante, avanza y se consolida cada vez más”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: