Violencia narco se agrava en México

Más de 100 muertos dejó la violencia ligada al narcotráfico en México, incluyendo una funcionaria del consulado estadounidense y su esposo en Ciudad Juárez (norte), en el fin de semana prolongado por el feriado del lunes, según recuentos de autoridades policiales.

Al menos ocho presuntos sicarios muertos y un número indeterminado de heridos dejó un enfrentamiento con marinos en un rancho del estado de Nuevo León, en el norte de México, informaron fuentes oficiales.

Un oficial de la Armada de México indicó que el tiroteo comenzó la tarde del domingo después de que los infantes de marina intervinieran con helicópteros y vehículos militares un rancho en el municipio de Bustamante, que era utilizado para el entrenamiento de los sicarios del grupo de “Los Zetas”, antiguo brazo armado del cártel del Golfo.

El presidente Barack Obama “está profundamente entristecido y ultrajado por la noticia del brutal asesinato de tres personas”, dijo un portavoz del consejo de seguridad nacional en un comunicado.

La cancillería mexicana condenó estos hechos y se comprometió a “trabajar con determinación para esclarecerlos”.

En el estado de Guerrero, donde actúa el poderoso y sangriento cártel de “La Familia”, la ola de violencia afectó principalmente al puerto de Acapulco con al menos 27 muertos en distintas balaceras durante este fin de semana, en el que han llegado al menos 5,000 turistas por ser el lunes día feriado en México.

La madrugada del domingo, dos grupos rivales del narcotráfico protagonizaron una balacera que duró más de media hora en la entrada de la zona turística de Acapulco, con saldo de nueve sicarios muertos y una mujer de 23 años que viajaba en un taxi y que fue alcanzada por una bala, informó la policía estatal.

El sábado, en menos de doce horas, 17 hombres fueron asesinados en zonas cercanas a Acapulco. Entre las víctimas se cuentan seis policías asesinados a balazos y 11 civiles, cuatro de ellos decapitados, según reportes de la Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero.

En la comunidad Ajuchitlán del Progreso, en la zona norte de Guerrero, la mañana del sábado un enfrentamiento entre presuntos sicarios del narcotráfico y elementos del Ejército dejó once muertos, de los cuales diez serían sicarios y uno militar.

“Tenemos 28 personas ejecutadas este sábado. Son hechos criminales que lastiman a la sociedad”, dijo la noche del sábado a la emisora Milenio el procurador de Guerrero, Albertico Guinto, quien sin embargo rechazó adelantar hipótesis sobre esta ola de violencia.

Otra de las víctimas de la ola de violencia en Guerrero fue el periodista Evaristo Solís, quien fue asesinado a balazos el viernes en un camino que conduce a la ciudad de Chilpancingo, capital de ese distrito.

En la comunidad de Navolato, en el estado de Sinaloa (noroeste), el fin de semana inició con la masacre, la noche del viernes, de ocho personas que se encontraban en una fiesta, en la que irrumpieron hombres armados con fusiles que obligaron a los asistentes, unos 30, a tirarse al suelo.

En el estado de Chihuahua (norte) entre el sábado y domingo se registró al menos una docena de homicidios en distintas comunidades, principalmente en Ciudad Juárez, donde más de 2,600 personas fueron asesinadas en 2009.

La Policía mexicana encontró los cuerpos de cinco jóvenes que fueron asesinados y abandonados en un paraje del estado de Chihuahua, al norte de México.

El portavoz de la fiscalía estatal, Eduardo Esparza, precisó que la Policía localizó la noche del domingo los cadáveres en la carretera que conduce a Parral, una población a 222 kilómetros al sur de la capital de este estado fronterizo.

Los cuerpos estaban debajo de una camioneta y en el lugar se hallaron más de 50 casquillos percutidos y de diversos calibres, dijo el representante de la fiscalía de Chihuahua.

La violencia ligada al tráfico de drogas ha dejado más 15,000 muertos en tres años pese al despliegue de más de 50,000 militares en distintos puntos del país.

AGENTES DEL FBI

Agentes del FBI llegaron a Ciudad Juárez para investigar el asesinato de una funcionaria del consulado estadounidense en esa localidad, el de su esposo y el de otro hombre más, informó ayer una fuente de la Procuraduría de Chihuahua.

“Se encuentran en Ciudad Juárez varios agentes del FBI que llegaron para colaborar en la investigación del asesinato de la funcionaria consular, de su marido y del esposo de otra empleada” de la representación diplomática, añadió la fuente.

El sábado, Lesley A. Enriquez, funcionaria consular, y su esposo Redelfs Arthur Haycock, ambos estadounidenses, fueron ultimados a balazos tras asistir a una reunión social, mientras que en otro ataque fue asesinado el mexicano Jorge Alberto Sarcido, esposo de otra empleada del consulado norteamericano.

El presidente Felipe Calderón se trasladará este martes a Ciudad Juárez en una gira ya programada y que coincide con la tensión en la localidad fronteriza tras el asesinato de una funcionaria consultar de Estados Unidos y dos hombres más.

“El presidente Calderón viaja a Ciudad Juárez como ya estaba previsto”, comentó una fuente de la presidencia mexicana al precisar que se trata de la tercera visita del mandatario en poco más de un mes como parte de un diálogo con representantes de sectores sociales y empresariales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: